Letras

Bienvenida Hilda Mundy

Bienvenida Hilda Mundy

Anoche me visitó Hilda Mundy. Se paró al lado de mi cama y se quedó mirándome por unos segundos. Estaba...

The awful truth

The awful truth

¿Por qué será que soy lo opuesto al Rey Midas? Todo lo que toco se vuelve miseria.

Anselmo, las tizas y yo

Anselmo, las tizas y yo

Cayó cuatro pisos desde el balcón, haciendo más ruido del que seguramente hizo en toda su vida. Hubiese querido levantarse...

Paradoja del posmodernismo

Paradoja del posmodernismo

Entender el sentido de la tolerancia me ha vuelto intolerante con los que no lo entienden…

Nocturnas mis manos han decidido acercarse Recorren un cuerpo de luz Con temor a desconocer las muertes que traen encima...

Adormecida

Adormecida

No quiero escribir no puedo escribir. Para qué si el verbo es siempre insuficiente, si lo que estalla dentro mío...

Cotidianeidad de la ira

Cotidianeidad de la ira

La ira es el cuchillo con el que naces incrustado, muestra del dolor, la locura y lucidez; de la reacción...

Imprecisa

Imprecisa

Tic tac, tic tac, tic tacHe apretado tantas veces el gatillo Tic tac, Tic taccada disparo se hace circular Tic...

Agujero negro

Agujero negro

Sé que vendrán a buscarme, la noche soberbia se ha permitido observarme y reírse abiertamente de mi caminar a tientas....

Atemporal

Atemporal

Caminamos por la noche y las piedras por la calle en la que se nos cierran todas las puertas. A...

1 2 3 4