Mudanza a los inicios

Me cambié de barrio, dejé la aislada casa de blogger y me vine al Barrio Hacker hace algunas semanas. Trasladé todos los escritos del blog que empecé en 2005 y que los últimos años ha tenido muy pocas publicaciones, eso me obligó -como en todo traslado-  a releer todos los trastes, avergonzarme de la mayoría y aún así decidir dejarlos, porque los años me han hecho otra pero no por eso niego la que fui. En fin, quiero hacer la fiesta compartiéndoles porqué decidí este cambio y rememorar aquellas fabulosas épocas en Blogadictos:

  • Ya era hora de estar en una plataforma libre, como Wordpress, para ser más coherente.
  • En esta época de inmediatez (que también disfrutamos) es cuando más hace falta volver a sentarse, pensar y escribir. Cuando es más necesario hacer el ejercicio de síntesis, de comunicación y de análisis, cuando más necesitamos retomar los blogs.  Como dice  Žižek: “En el siglo 20, quizás, hemos tratado de cambiar el mundo muy rápidamente. Es tiempo de interpretarlo de nuevo, de empezar a pensar”
  • Todo reinicio es una promesa -esta vez estoy dispuesta a cumplirla- de retornar al ejercicio de escribir, de sintetizar aquello que se piensa, a objetivizar a través de las letras todo lo que aún no está de manifiesto.
  • La motivación principal: Barrio Hacker me parece una propuesta maravillosa. Al instante me hizo recuerdo al primer blog que tuve en 2004, antes de que fuera y dejara de ser mainstream.  Blogadictos era una plataforma maravillosa cuyo sentido de comunidad está impreso también en Barrio Hacker. El entrar a una página principal donde se ven las entradas de cuantos participan permite estar al tanto y generar lo que más hace falta además de pensar y manifestarlo: dialogar. Cuando bloga cerró, nos dispersamos y nos fuimos a esas islas de blogger, bitácoras.com, u otros servicios… empezamos a sentirnos solos, quizás, y a dejar de escribir. Ahora se abre esta nueva oportunidad,  esta nueva casa común y me traslado acá no solo por esta lógica que me atrae sino también como un homenaje a Blogadictos, a quienes hicieron posible esa apuesta tan desprendidamente y a toda esa comunidad que fuimos. Si con quienes compartimos aquella plataforma llegan a leer estas líneas, les abrazo fuerte con el cariño acumulado de 11 años.

 

¿Charlamos?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *