Convivir participando

La convivencia entre seres humanos distintos tiene muchas facetas. La que todos asumimos por comodidad es la de la indiferencia, aquella que nos permite mostrarnos “tolerantes”, libres de muchos prejuicios y perdidamente autocomplacientes con nuestra nueva forma de asumir la realidad. Incluso asumir esta postura es un paso difícil, nos cuesta romper el esquema mental que seguimos.
La más difícil, sin duda, es la convivencia participativa. Aquella que nos permite entender las otras lógicas, disfrutar lo distinto desde nuestras diferencias, enseñar y aprender sobre nuestro entorno. Quizás, al boliviano, le cuesta mucho expresar su punto de vista o le da flojera. Plantear propuestas siempre ha sido el punto flaco de los sesudos análisis a los que dedicamos varias horas de nuestra existencia. Preguntarle al otro qué piensa sobre la idea que tenemos para cambiarle su mundo se nos hace más difícil aún.
Participar, interactuar, proponer… no son, necesariamente, acciones que requieran gran complejidad, especialmente en el contexto tecnológico en el que estamos inmersos. Sin embargo, en Bolivia desaprovechamos muchas de las posibilidades que nos ofrecen, por ejemplo, las redes sociales. Al día reviso muchas de las páginas en Facebook de instituciones que tratan de fomentar la discusión, el debate, la propuesta y que no lo logran. Navego a través de blogs, leo tweets, veo encuestas que tratan temas tan importantes pero que pareciera que no logran ser una invitación a pensar: pocos participan. Yo también caigo en ese error de convivencia, aunque pueda escudarme en un usuario anónimo o en un nick, aunque sonrojarme por lo que pienso no sea un problema a través de Internet.
Convivir implica interactuar, definitivamente. Pero, a veces, interactuar (en el sentido propositivo, de dar ideas, intentar ayudar, exponer lo que uno piensa) en este país significa ser un metiche, un corcho, un ocioso, un utópico, un ingenuo, una persona que intenta figurar. Aunque las malas experiencias quitan esa buena voluntad, ¿no es absurdo abstenerse?
Este post está concursando en la campaña Convivir, Sembrar Paz, te invitamos a comentarlo, votar por él desde el 7 de Mayo y también escribir un post propio en tu blog para participar del concurso. Entérate de las bases, ingresa a http://www.serbolivianoes.org.bo/bases-concurso-bloguers/

¿Charlamos?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *