Próximo título: etílica

Aunque hoy sé que el tiempo estrella sus alaridos en nuestra casa
y no hay palabra que escape a la falacia del existir.

¿Charlamos?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *