Suertes, destinos, supersticiones y santos de devoción

Si algo me ha caracterizado y diferenciado de muchas personas (llevándome a ser la oveja más negra de mi familia y la más rara) ha sido mi esceptisismo en muuuuchas cosas… Desde muy niña aborrecí cualquier superstición casera… es decir, nunca entendí eso de no echar el aceite porque da mala suerte, echarle agua a las cosas de vidrio que se rompían, no pasar el cuchillo o las cosas en punta mano a mano porque se pelea, no regalar calcetines ni pañuelos, no pasar la sal en la mano, no pasar debajo de escaleras, etc.. etc… etc..

Estas supersticiones (pasadas en mi familia de generación en generación) nunca coincidieron con mi punto de vista y me llevaron a calurosos altercados… recuerdo que una vez un tío me dijo que debería tener alguna superstición o sino me iba a ir mal en la vida; cuestión que no entendí porque, digo yo, ¿no son más importantes cualidades como la lectura, el conocimiento, las relaciones personales, la creatividad, la apertura, etc. para que me vaya bien?

Porque acepto que la gente sea supersticiosa y crea en lo que quiera, pero la historia familiar ya es enfermiza; uno no puede tener un almuerzo tranquilo porque si me piden la sal, tengo que acordarme de dejarla encima de la mesa o me quedaré con el brazo extendido durante mucho tiempo (otro punto, ¿porqué no decir “pon eso en la mesa” en vez de hacer señas que uno puede entender de mil quinientas formas?).

En fin, esto de la superstición, la suerte y las lecturas astrológicas nunca me gustaron mucho y no es que sea escéptica a morir porque los sucesos paranormales (fantasmas, luces que se prenden, pasos o cosas extrañas) han sido parte de mi vida y creo en ellos. Es sólo esto de esos jueguitos que alguien (a quien le sobraban el tiempo y aburrimiento) inventó, lo que no me cae del todo bien…. tampoco esa actitud fetichista de ponerle toda la fe a un objeto cualquiera, llevar cadenitas, piedritas, ropa o amuletos de la buena suerte… me gustan las piedritas de formas y colores… pero por un interés estético ¿no?…

Pero hoy… hoy tengo una cábala, un amuleto que no es de buena suerte sino de buena salud… hace más de un año me la mandó una de mis hermanitas de alma (Gaby) y hoy se me ocurre algo así como un pequeño himno, algo digno de fe, esa que no le tengo ni a Dios… y no para mí, solamente, sino para compartirlo con todos. Para poder vivir en armonía con mi tristeza, sin perderla ni desesperar… triste pero segura, así como me hubiera gustado ser… y este amuleto, es el que me alentó a ser segura por lo menos por hoy…. y los días que siguen, esos ya no importan.

Ella – Bebe

Ella se ha cansado de tirar la toalla,
Se va quitando poco a poco telarañas.
No ha dormido esta noche, pero no está cansada.
No ha mirado ningún espejo, pero se siente toda guapa.

Hoy se ha puesto color en las pestañas,
Hoy le gusta su sonrisa, no se siente una extraña,
Hoy sueña lo que quiere sin preocuparse por nada,
Hoy es una mujer que se da cuenta de su alma.

Hoy vas a descubrir que el mundo es sólo para ti,
Que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño.
Hoy vas a comprender que el miedo se puede romper con un solo portazo.

Hoy vas a hacer reír porque tus ojos se han cansado de ser llanto,de ser llanto; Hoy vas a conseguir reírte hasta de ti y ver que lo has logrado.
Hoy vas a ser la mujer que te dé la gana de ser,
Hoy te vas a querer como nadie te ha sabido querer.

Hoy vas a mirar pa’lante, que pa’trás ya te dolió bastante,
Una mujer valiente, una mujer sonriente, mira cómo pasa…

Hoy no has sido la mujer perfecta que esperaban,
Has roto sin pudores las reglas marcadas,
Hoy ha calzado tacones para hacer sonar sus pasos,
Hoy sabe que su vida nunca más será un fracaso.

Hoy vas a descubrir que el mundo es sólo para ti,
Que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño;
Hoy vas a conquistar el cielo sin mirar lo alto que queda del suelo.

Hoy vas a ser feliz aunque el invierno sea frío y sea largo,
Hoy vas a conseguir reírte hasta de ti y ver que lo has logrado…
Hoy vas a hacer reír porque tus ojos se han cansado de ser llanto, de ser llanto,
Hoy vas a conseguir reírte hasta de ti y ver que lo has logrado.

Hoy vas a descubrir que el mundo es sólo para ti,
Que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño.
Hoy vas a comprender que el miedo se puede romper con un solo portazo.
Hoy vas a hacer reír porque tus ojos se han cansado de ser llanto, de ser llanto, Hoy vas a conseguir reírte hasta de ti y ver que lo has logrado.

P.D.- Y no es una bandera del feminismo… sino del humanismo, es el artículo que nos recuerda esa fe en nosotros y no en las cosas, no sólo a las mujeres sino a todos.

2 Respuestas para “Suertes, destinos, supersticiones y santos de devoción

  • Como siempre por estas tierras, paso para comunicarte oficialmente que la “isla sobreexpuesta” ha sido abandonada por un tiempo.

    Se me antoja escribir en mi espacio de msn… por si no te diste cuenta.

    Quedas invitada entonces querida amiga del alma.

    Luis

  • Comparto contigo el desapego a las supersticiones. Me rehúso a confiar mi porvenir a una estampita de San Expedito, a una pulsera de todos los santos y leseras de ese tipo.

    Siempre paso por acá…aunque no siempre comento.

    Saludos

¿Charlamos?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *