Tribulaciones para un fantasma I

Aquí no hay respuestas… ni palabras tuyas… las tribulaciones para este fantasma quedarán siempre inconclusas.
El triángulo está a medias sin ti; por ello, no llevo tu esencia a la nominación abstracta. Ya no puedes cerrar ningún círculo ni completar cuadros. Aquí yace el espacio de las páginas en blanco para un ente sin nombre y sin versos que escribir… Somos Koko, André Triboulet y tu ausencia… tu lugar vacio sin opción a llenarlo. Soy Narciso sin madre y ello, lo dijo el poeta, me quita las posibilidades de amar y de morir. Entiendo que la única forma de vivir consiste en amar… así que me obligas a quedarme en este estado al que he repudiado siempre: sobrevivir.
Te dejo unas líneas… para tener presente que no estás y no estarás nunca. Ya no buscaré nombrarte, basta la simbología que te asigno en cuanto al espacio sin llenar y las líneas en blanco… basta que haya escrito esto por ti , basta que haya hecho lo que tú ya no podrás hacer nunca.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————
 He aquí tu cama, esperando el cuerpo que no ha de regresar…

Una respuesta para “Tribulaciones para un fantasma I

  • Volví a leer y releer una parte del texto que escribiste. Me gustó mucho… y pues quiciera que lo sepas, por eso escribo.

    Luis

    P.D. La verdad aquí deberían escribir otros y no yo.

¿Charlamos?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *