Bienvenida tristeza

Te dejé por mucho tiempo sin prestarte mucha atención compañera de siempre; atendí asuntos inconclusos, le hice caso al cansancio, le di paso al silencio y dejé en un rincón el almohadón al que me abrazaba cuando me sentaba a tu lado.
Hoy te recibo de vuelta… nunca te fuiste, lo sé. En medio del tumulto de sombras, del calor de la gente presurosa en asuntos de esta blanca navidad que no quiero que llegue, extrañé la sensación de sumergirme en tu esencia y ahora, camino decidida hacia ti.
Bienvenida tristeza… llega de nuevo la nostalgia, se posa en mi mirada antes que las cosas mundanas irrumpan estrepitosamente en esta vida. Vuelvo a ti que has sido lo más sensato, la única razón coherente de mi existencia. Bienvenida tristeza… miré tu rostro a través del vino de la última copa… te abracé en silencio mientras sonreía aliviada por este reencuentro…
Bienvenida tristeza… bienvenida

4 Respuestas para “Bienvenida tristeza

  • No dejes que la tristeza marchite tu alma que quienes te leemos necesitamos tu espíritu en flor para adornar el jardín de nuestros dias.

    Un abrazo.

  • liu lo que escribes me sigue llegando al alma, son cosas que te llegan y hasta te hacen reflexionar sobre la vida sigue asi amiga tqmmmmmm
    clau

  • Querido amigo raptor… la tristeza no marchita mi alma..está a mi lado como la más fiel de las compañeras.. y la quiero, la extraño cuando me asalta la felicidad, cuando mis ojos sonríen… aunque la mayor parte del tiempo no sonríen sin ella… amigo… si la tristeza no fuera un habitante de mi casa, estas líneas que lees no estarían presentes… no quedaría sentido alguno…

  • José Daniel
    11 años atrás

    Nesesitamos amor, nesesitamos felicidad, pero sobretodo “nesesitamos dolor”, por que es la unica manera de reflexionar sobre nuestras vidas, la tristeza es un camino de reflexión, de pensar, pensar.

¿Charlamos?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *